Compartir
La bumanguesa Paola Tello, durante su taller "Antártida para valientes" realizado en Uninorte.
  Por: María Margarita Mendoza.   

En febrero de 2018 un buque con 80 científicas de todo el mundo zarpará hacia la Antártida para realizar labores de investigación durante tres semanas. Está conformado por ecólogas, geólogas, economistas, astrónomas, ingenieras, científicas sociales y profesionales de otras disciplinas. Ellas hacen parte del proyecto Homeward Bound “La madre tierra necesita a sus hijas”, el cual busca impulsar el papel femenino en la toma de decisiones que impactan al medio ambiente.

De este grupo de mujeres extraordinarias hace parte Paola Tello, física bumanguesa quien es la primera colombiana en participar de esta expedición al continente más austral del globo. Desde hace tres años ella vive en Londres, donde trabaja en un laboratorio analizando las propiedades de las rocas, pero desde septiembre de este año ha estado recorriendo el país con su taller Antártida para valientes, con el que busca dar a conocer más detalles de su participación en esta aventura, el cambio climático, la preservación de especies y del trabajo científico.

“La idea es enamorar a los niños y jóvenes de la ciencia, demostrarles que es divertida, que todos podemos ser científicos. También involucrar a las empresas del país que tienen responsabilidad social y ambiental y empoderar a todas las personas a través del conocimiento de la Antártida, que es uno de los lugares más interesantes para hablar del amor al planeta”, afirmó Tello.

Ella estuvo en Uninorte el pasado martes, 28 de noviembre, donde impartió su taller a un grupo de estudiantes como parte del último Coloquio de Física y Geociencias del año. Durante su presentación, la física explicó que Homeward Bound es una red global de mil científicas formadas para ser líderes e influenciar el futuro climático del la Tierra. Esta fue creada por dos mujeres australianas quienes querían desmentir aquella creencia antigua de que “para ir a la Antártida hay que tener barba”, demostrando que las mujeres podían adentrarse a investigar en las extremas condiciones de ese continente.

La primera de estas travesías al sur de la tierra sucedió en 2016. Tello hará parte de la segunda edición de esta experiencia, en la que cada una de las 80 mujeres participantes tiene la posibilidad de unirse a un grupo de investigación. La colombiana estará trabajando junto a otras científicas en el área de energías de transición. Durante todo el año ha estado investigando para poder socializar sus hallazgos con sus compañeras  en el buque.“La transición es el proceso que va a necesitar la humanidad para poder llegar a las energías renovables, pero ese proceso no es de la noche a la mañana porque hay una fuerte dependencia de los combustibles fósiles. Por eso mi tarea ha sido investigar los programas de las empresas para migrar hacia energías limpias”, contó.

Destacó que en general, este proyecto busca llamar la atención sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente, entender cómo las actividades del hombre lo están cambiando; así como inspirar a futuras generaciones de niñas y mujeres a desempeñar un papel fundamental en la ciencia y en la toma de decisiones frente al cambio climático.

“Es importante que más niñas estudien ciencia, porque en menos de 10 años la mayoría de trabajos van a necesitar una formación en estas disciplinas, y si nosotros no preparamos a esas jóvenes, esa va a ser una fuerza laboral que se va a perder”, planteó Tello.

Agregó que para abrirles más espacios a las mujeres en las carreras de ciencias es necesario presentarles experiencias motivadoras de otras científicas, así como integrarlas en las distintas etapas de sus vidas.

“Durante la adolescencia la clave es despejar los prejuicios e incentivarlas con campañas, actividades académicas y premios de ciencia. Mientras que en la etapa adulta creo que a veces el papel de la mujer en la ciencia se ve restringido por ser mamá, porque tienen que elegir entre su carrera y su hogar,  y eso no es correcto. Así que hay diferentes etapas, obstáculos y soluciones que se deben contemplar”, manifestó Tello.

Así como Paola Tello, distintas investigadoras de la Universidad del Norte contribuyen desde sus áreas de experticia para desarrollar la ciencia en la región y el país. Puede conocer más de sus trabajos a través de la campaña Mujeres de Ciencia Uninorte.

Compartir