Compartir

“La prioridad en Santa Marta, creo que lo tiene claro la dirigencia y la población, es el tema del agua especialmente para que se le suministre a aquellos segmentos que hoy no tienen acceso a ella”.

La expresión en tal sentido la pronunció el destacado experto investigador en temas económicos del Banco de la República, Adolfo Meisel Roca, al término de la presentación de documento “La Pobreza en Santa Marta: Los Estragos del Bien”, cuya autoría comparte con la investigadora Diana Ricciuli Marín y fue elaborado para el Centro de Estudios Económicos Regionales de la mencionada entidad nacional.

El lanzamiento del estudio se cumplió en el salón Gabriel García Márquez de la sede del Banco de la República en Santa Marta, ante una nutrida asistencia de representantes de los diversos estamentos de la ciudad.

El pronunciamiento en tal sentido de parte del mencionado académico coincide con la importancia dada por el alcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, a la iniciativa que tiene por objetivo hacer realidad la primera Asociación Pública Privada –App- del país con el fin de solucionar definitivamente los problemas de acueducto y de alcantarillado, sanitario y pluvial, durante los próximos cincuenta años en la capital de Magdalena.

Ese proyecto de agua y saneamiento básico es sometido en la actualidad a estudio técnico del Viceministerio de Agua Potable, del cual se está a la espera de la aprobación definitiva a cortísimo plazo para que sea posible que el actual gobierno nacional se comprometa con vigencias futuras a financiar buena parte de esa propuesta que vale en total 3.2 billones de pesos.

“Hoy hemos presentado un trabajo sobre la pobreza en Santa Marta en el que se mostró que la misma se agudizó por el conflicto que se dio en los departamentos de Magdalena y Cesar que implicó la llegada a la ciudad de más de 200 mil desplazados por la violencia que hoy viven en condiciones de extrema pobreza por lo que es necesario que esa población tenga acceso a los servicios públicos básicos”, dijo Meisel Roca.

Agregó el investigador que luego del tema del agua, otra importante iniciativa de la capital magdalenense tiene que estar dirigida al sector educativo, porque precisó que la ciudad tiene índices de calidad que están entre los más bajos del país.

En su intervención, Meisel Roca también se refirió a que en el documento presentado se esbozó un plan que comprenderá la inversión de unos 433 millones de dólares para llevar a Santa Marta a los niveles de desarrollo de otras capitales del país. “Es una cifra manejable para una urbe como la capital de Magdalena. Esta inversión sería en 12 años. Esa suma se destinaría a sectores educación, servicios públicos, preparación para el mercado laboral, salud”, acotó.

Por su parte, el alcalde Rafael Martínez destacó la importancia del documento elaborado para el Centro de Estudios Económicos Regionales del Banco de la República servirá para inspirar la gestión que requieren proyectos no sólo con la App para agua y alcantarillado, sino también para ampliar la pista del aeropuerto Simón Bolívar, conectar la línea férrea que pasa por la ciudad con el resto del país.

El mandatario dijo que proyectos como los que aludió merecen un esfuerzo conjunto entre todas las fuerzas de la ciudad para insistir en tocar las puertas del gobierno nacional y conseguir de este el respaldo económico que es indispensable al momento de ejecutarlos a fin de mejorar la calidad de vida de los samarios.

También recordó que los dos últimos gobiernos de la ciudad trabajan con base en el plan “Santa Marta 500 años” en el que se definieron los proyectos más importantes para lograr que la ciudad alcance los niveles de desarrollo de otras importantes capitales del país.

Compartir