Compartir

Una comisión encabezada por la Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Karen Abudinen Abuchaibe, llegó hasta la Sierra Nevada de Santa Marta, para retornar a los 8 niños indígenas y a una mujer de 50 años que habían sido rescatados tras padecer problemas de salud.

“Cuando hicimos el rescate estos niños presentaban problemas de salud y sus vidas corrían peligro, hoy puedo decir con alegría y júbilo que gracias al trabajo de los entes de salud en Valledupar y el constante acompañamiento de nuestros profesionales, los 6 niños de la comunidad Kogui, otros 2 de la comunidad Wiwa y la mujer sabia (saga) de 50 años perteneciente también a esta última comunidad, pueden retornar a sus comunidades en perfecto estado de salud”, sostuvo la Directora General, Karen Abudinen.

Desde el momento que fueron rescatados los niños, se trasladaron al hospital Rosario Pumarejo de López de la ciudad de Valledupar, donde recibieron además de la atención por problemas respiratorios y nutricionales, un acompañamiento constante por parte de profesionales de las Unidades Móviles del ICBF.

“Esto es una muestra de la importancia del trabajo articulado entre las instituciones que hacemos parte del Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF), desde que empezamos la intervención hemos sumado aliados como la Registraduría, Policía y el sector salud para llegar y garantizar los derechos de los niños indígenas que habitan en la Sierra Nevada. Los niños son primero”, dijo Abudinen Abuchaibe.

La Directora del ICBF resaltó que “nuestro deber es garantizar que los niños y niñas indígenas que habitan la Sierra Nevada de Santa Marta, tengan acceso a nuestros programas y atención, por eso los equipos de las regionales en Magdalena, Cesar y La Guajira continuarán con su tarea para llegar a las comunidades de la Sierra”.

Así mismo, Abudinen Abuchaibe señaló que se coordinó con el sector de educación para iniciar procesos educativos enfocados a la Primera Infancia de las comunidades indígenas que hacen parte de la Sierra Nevada de Santa Marta.

La Directora General del ICBF designó a un equipo interdisciplinario conformado por profesionales de las regionales de Magdalena, Cesar y La Guajira para atender de manera integral a las comunidades indígenas que se encuentran en La Sierra Nevada.

Durante el tiempo de intervención se realizó tamizaje nutricional a 120 niños y niñas, 3 mujeres gestantes y 2 madres en periodo de lactancia; se entregaron 1.680 unidades de Bienestarina líquida, se realizó el acompañamiento psicosocial y nutricional, se hicieron jornadas de lectura y entrega de 243 libros especializados para la niñez; se entregaron alimentos de la modalidad ‘1.000 Días para Cambiar el Mundo’, entre otras acciones que mejoraron la calidad de vida de estas comunidades indígenas.

“Nuestras unidades móviles y los equipos de profesionales de las tres regionales han realizado un trabajo arduo desde el primer día de intervención, hemos llegado con nuestra oferta institucional a cada uno de los pueblos indígenas que hacen parte de la Sierra Nevada, para mejorar la calidad de vida de cada uno de los miembros de estas comunidades”, dijo Karen Abudinen Abuchaibe.

Finalmente, la Directora General, resaltó que en las últimas semanas los equipos del ICBF han trabajado 24/7 para atender la situación que se presenta con la niñez indígena de la Sierra Nevada de Santa Marta.

“No podemos permitir que los sueños de nuestros niños se sigan apagando, no queremos que se vuelvan a presentar este tipo de situaciones, por eso como Directora General del ICBF y rectora del SNBF, realizaré seguimiento constante a la situación de las comunidades indígenas y las continuaré acompañando con la atención que los equipos del ICBF están llevando a la Sierra Nevada”, sostuvo Abudinen Abuchaibe.

Compartir