Compartir

Los niveles de los caudales de los ríos Piedra y Manzanares que llegan a la Planta de Tratamiento de Agua Potable –PTAP- de Mamatoco y abastecen al 70% de la ciudad, continúan disminuyendo producto de la temporada de sequía.

En distintas ocasiones el alcalde Rafael Martínez, ha verificado personalmente los niveles en las captaciones de los ríos y aunque desde la Empresa de Servicios Públicos del Distrito – Essmar E.S.P-, y Veolia, se han tomado medidas para mitigar los efectos de la sequía, es necesario mencionar que la ciudad necesita de 2.453 litros por segundo para abastecerse y actualmente se procesan apenas 420 en la planta de Mamatoco, se cuenta con la Planta El Roble que aporta otros 370 y unos 400 más que se obtienen de 48 pozos que se encuentran en pleno funcionamiento. Sumando las tres fuentes mencionadas, hoy la ciudad es abastecida con 1.190 litros por segundo, lo que implica un déficit de 1.263 para atender las necesidades plenamente identificadas.

Son 49 barrios que presentan afectaciones y a los cuales, se les ha atendido con carro-tanques desde que inició la sequía en enero del presente año y hasta la fecha, se ha realizado 3.345 viajes de carro-tanques para abastecer sectores como: María Eugenia, Taganga, Pescaíto, Bastidas, El Pando, Ciudad Equidad, Ensenada Olaya Herrera, San Fernando, Villa Marbella, 13 de junio, Cristo Rey, Altos de Aeromar, entre otros.

Adicionalmente, desde el pasado 20 de abril, la Essmar dispuso de un carro-tanque adicional, con el que se han abastecido 1.315 familias, que hace parte de los 16 que funcionan en la ciudad.

Se espera que las cifras entregadas por el Ideam donde pronostican lluvias en la ciudad, ayuden a mitigar la crisis de desabastecimiento de la ciudad.

 

USO RACIONAL DEL AGUA:

Teniendo en cuenta esta situación, Essmar y Veolia hacen un llamado a los samarios para que continúen tomen medidas en sus casas para hacer uso racional del agua con pequeños cambios que hacen la diferencia y que demuestran que el cuidado del preciado líquido es un compromiso de todos.

Compartir