Compartir

El brigadier general Herman Bustamante, comandante de la Regional 8 de la Policía, dio detalles la mañana de este lunes sobre los 700 kilos de cocaína incautados el pasado sábado en el Puerto de Barranquilla.

“Venían en compartimientos de dos tractocamiones. Lo curioso del caso es que estaban escondidas tres personas que, una vez adentro del Puerto, eran los encargados de contaminar los contenedores con la droga”, dijo.

Los vehículos habían pasado con éxito la revisión de los uniformados, que incluyó la utilización de un escáner. Sin embargo, cuando se les ordenó seguir uno de los policías escuchó a alguien respirar con dificultad.

Tras una exhaustiva revisión encontraron a las tres personas escondidas y la droga.

“Esta cocaína iba para Francia y tiene un valor de 3.500 millones de pesos”, dijo Bustamante.

El oficial aseguró que esta incautación guarda relación con las realizadas hace ocho días en Palermo (800 kilos).

“Hemos encontrado similitud con otras incautaciones hechas en Santa Marta y Cartagena. En el Caribe hemos decomisado este año unas 17 toneladas de cocaína”, aseguró Bustamante.

Sobre los dueños del cargamento, reveló que son varios dueños, pues tienen distintos sellos. Además, reconoció que hay conexiones de los narcos locales con el cártel de Sinaloa, de México.

Compartir